dimarts, 29 de setembre de 2009

Toxo y Méndez piden a Zapatero que se decida a acometer una reforma fiscal de más calado


Toxo y Méndez piden a Zapatero que se decida a acometer una reforma fiscal de más calado

Los líderes de CCOO y UGT consideran insuficiente la subida de impuestos que ha fijado el Gobierno y piden que en el trámite parlamentario de los PGE se endurezca la fiscalidad de las grandes fortunas conocidas como Sicav, sociedades de inversión de capital variable.

NUEVATRIBUNA.ES / ISABEL G. CABALLERO - 28.09.2009

Están a favor de una subida de impuestos progresiva y no de subir las figuras impositivas elegidas por el Gobierno, en especial el IVA. Los secretarios generales de Comisiones Obreras (CCOO) y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez respectivamente han criticado este lunes la reforma fiscal del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero que consideran “insuficiente” tanto en el corto plazo (para paliar los efectos de la crisis económica) como en el largo, con un horizonte, el año 2013, en que España dejará de recibir fondos europeos para convertirse en aportador neto de la Unión.

Con motivo de la presentación del manifiesto conjunto por la Jornada Mundial del Trabajo Decente que se celebra el próximo 7 de octubre, los líderes sindicales han valorado las conclusiones del G-20, la situación en España y los Presupuestos Generales del Estado, aprobados el pasado sábado por el Consejo de Ministros y que inician esta semana su trámite parlamentario.

“Salimos con muchas dudas de la reunión con la ministra de Economía (Elena Salgado) por la inconcreción en aquel momento de las medidas. Dudas que eran temores por que no se adoptasen las políticas adecuadas”, dijo Toxo que si bien reconoce el esfuerzo en gasto social que incluyen las cuentas de 2010, coincide con Méndez en no compartir las anunciadas subidas fiscales.

Para Toxo, la subida es “desequilibrada e injusta” y recaerá sobre las rentas medias (al contrario de lo que dice el Gobierno) sin garantías de que “poder sostener la actividad económica y mantener el empleo”. A su juicio, “no es de recibo” que la presión fiscal (aumentando del 18% al 19% las rentas de menos de 6.000 euros; y las de más, del 18% al 21%) “se quede exclusivamente en eso” (la previsión es que se recaudarán 500 millones de euros, mientras el Ejecutivo mantiene que serán aproximadamente 700 millones) y “que todo el grueso recaiga en el IVA”.

“En nuestro país hay que subir la presión fiscal. Nosotros pensamos que hay que abordar una reforma integral del sistema fiscal. Hay que tocar impuestos directos y también indirectos y no que la carga de la prueba recaudatoria sean los indirectos”, dijo Méndez en relación al Impuesto Sobre el Valor Añadido (IVA), que tiene “mayor potencia recaudatoria”.

“España necesita un reforma fiscal de más calado”, afirmó Toxo, para quien es necesario un “debate a fondo” porque sigue habiendo “un reparto desequilibrado e injusto”, y para quien la subida del IVA traerá como consecuencia que “la gente con pocos ingresos podrá comprar menos”. El líder de CCOO también recordó que España está 6 puntos por debajo de la media fiscal en Europa (“un lujo que no nos podemos permitir, según Méndez), lo que incluye las cotizaciones sociales, que “enmascaran los empresarios”, denunció.

Para el secretario general de UGT, los Presupuestos reflejan “una ausencia clamorosa”, la de gravar a las controvertidas sociedades de inversión de capital variable (SICAV), que se han convertido “en el refugio de las grandes fortunas” y que “se mantienen en el pairo”, una asunto que los sindicalistas pidieron que “se toque” en el Parlamento para ir introduciendo “elementos de corrección” en el sistema fiscal español.