dijous, 23 de juliol de 2009

CCOO y UGT emplazan a la patronal a que concrete su voluntad de acuerdo en el diálogo social

CCOO y UGT emplazan a la patronal a que concrete su voluntad de acuerdo en el diálogo social• Los sindicatos renuevan su confianza en el diálogo social, pero reiteran que la primera preocupación debe ser las personas, particularmente las que están perdiendo el empleo o no pueden acceder a él



23 de julio de 2009



Las direcciones confederales de UGT y CCOO han hecho pública una declaración, en la que analizan el momento por el que atraviesa el diálogo social después de varios meses de contactos y negociaciones, y se dirigen, de manera singular, a las organizaciones empresariales, a las que emplazan a explicitar y concretar su voluntad de acuerdo, después de una trayectoria errática y contradictoria en su conducta y en la propia presentación de sus demandas y reflexiones. Los sindicatos consideran que el diálogo social debe abordar en la actual coyuntura de crisis económica y financiera que vive el país, la situación de las personas, especialmente las que pierden su empleo o no pueden acceder a él, y la reactivación de la economía a través de distintas medidas orientadas a la creación de empleo y al cambio futuro del patrón de crecimiento.

En estos meses de contactos y negociaciones, CCOO y UGT creen que las organizaciones empresariales no han sabido o querido precisar el perímetro de un posible acuerdo tripartito, irrumpiendo unas veces con un ambicioso programa reivindicativo, que incluían capítulos sensibles de reforma laboral y modalidades contractuales abiertamente hostiles con el derecho laboral que conocemos en democracia, y otras, cuestionando la propia estructura de la negociación, cuando no el contenido mismo de la declaración de julio del pasado año, en la que se fijaban el diagnóstico y los objetivos del diálogo social.

En opinión de los sindicatos, que vuelven a reiterar su decidida apuesta por el diálogo social como mejor instrumento para canalizar las iniciativas sociales y económicas que necesita el país, las negociaciones que mantienen Gobierno, patronal y sindicatos deben acotar definitivamente el ámbito del diálogo social y centrarse en el impulso de la recuperación de la actividad económica y el empleo, mejorar la protección social y avanzar hacia un nuevo modelo productivo. A la vez, la necesidad perentoria de las medidas urgentes que afectan a los trabajadores y empresas, ante la crisis, requiere que se concluyan este mismo mes. Cualquier otra demanda que devalúe estos objetivos sólo puede contribuir a incentivar la diferencia y el conflicto, y a alejar las posibilidades de un acuerdo, una situación que no entendería la inmensa mayoría de la sociedad española.

-------------------------------------------------------------------------------------

Toxo advierte cierto "extremismo" en la CEOE


"No se pueden arruinar 30 años del Estatuto de los trabajadores y aprovecharse de la crisis para conseguir viejas aspiraciones", subraya el secretario general de CCOO.

NUEVATRIBUNA.ES / I.G.C. 27.07.2009

La ruptura del diálogo social sigue coleando tras el cruce de reproches entre Gobierno y Patronal. Aunque ninguna de las partes se atreve a aventurar qué deparará la mesa de diálogo a la vuelta de las vacaciones siguen manteniendo enfrentadas sus posiciones ante lo que el Ejecutivo y los dos principales sindicatos consideran propuestas “inasumibles” las presentadas por la CEOE.

El líder de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, calificó este lunes de “extremista” la postura defendida por el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, ya que, a su juicio, “no se pueden arruinar 30 años” de reconocimiento de los derechos de los trabajadores para que, “aprovechándose de la crisis” se “consigan viejas aspiraciones”.

En la presentación de un informe sobre el sector agroalimentario, Toxo se ha mostrado muy crítico con las intenciones de la patronal de modificar el sistema de pensiones y el marco de las relaciones laborales si bien no descarta que el diálogo se reconduzca.

“No hemos dado por roto el diálogo y CCOO se va a empeñar en que tenga recorrido”, dijo. Para Toxo ha llegado el momento que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero tome decisiones al margen del diálogo social pero advierte de que “sería un error que legislase a modo de Salomón”.

“No es prudente y sería muy desaconsejable que el Gobierno pretendiera atraerse el favor de la CEOE haciendo alguna concesión en materia de Seguridad Social”, afirmó Toxo, que aunque alaba el anuncio del Ejecutivo de que ampliará por decreto las prestaciones para los desempleados considera insuficiente los seis meses para ampliar las ayudas de 420 euros.

El secretario general de CCOO cree que el Gobierno debe impulsar una serie de medidas para la creación de empleo una vez que el Plan E ha agotado sus recursos. Asimismo considera que el crédito tiene que fluir y para ello es urgente una reestructuración del sistema financiero.

Toxo cree que la patronal “no ha interiorizado bien lo que ha hecho”. Aseguró a este respecto que la fiabilidad de los interlocutores se mide cuando “se transmite lo mismo dentro y fuera” de la mesa de diálogo. A su juicio, lo que está planteando la CEOE es el “despido libre y barato”, un nuevo tipo de contrato –explicó- que figura en el documento que la patronal ha presentado a los distintos grupos parlamentarios para que el despido se produzca con un preaviso de 7 días y además sin tutela judicial.

CCOO también reclama estar presente en todos los escenarios para que no se produzcan “negociaciones bilaterales”, quizá –dijo Toxo- “uno de los errores” que se han producido en la última negociación creando “situaciones equívocas” porque la patronal no hizo llegar sus propuestas a los sindicatos para que estos pudieran valorarlas.