dimarts, 1 de juliol de 2008

ARTÍCULO DE JJ NUET PARA MUNDO OBRERO (órgano del PCE)

EL FUTURO DE LA IZQUIERDA



Al hablar sobre el futuro de la izquierda me gusta hacerlo especialmente del futuro de Izquierda Unida. No es que crea que toda la izquierda española está en IU, pero si estoy convencido que IU debe tener un papel clave, desde la modestia y con un respeto escrupuloso de las “otras” izquierdas, pero seria un error de bulto a mi entender que enfrentásemos el debate desde el derrotismo, desde la renuncia soberana al proyecto que IU representa, ya que entonces la reconstrucción de una izquierda anticapitalista posiblemente seria dificilísima o imposible, y tenemos ejemplos por desgracia en Europa y en otros lugares del mundo donde la izquierda que nosotros representamos ha desaparecido en la practica, y el sistema alterna en el poder a propuestas ultraconservadoras o social liberales aparentando que realmente cambia alguna cosa.

Otra reflexión necesaria es aquella que apunta la situación del capitalismo en una fase de internacionalización máxima en su historia, donde una nueva clase oligárquica financiera ha ocupado todos los espacios de decisión económica, política, social, etc, supeditando incluso a una parte muy importante de la burguesía productiva a sus intereses especulativos de beneficios ilimitados que hoy no solo no respetan a las personas, sino que degrada irremediablemente el planeta que habitamos e intenta elimina todo tipo de propuesta colectiva en lo político, sindical, cívico o cultural.

Este fenómeno apuntado tiene su importancia ya que representa un análisis concreto en un momento histórico determinado, y por tanto no puede ser resuelto con las formulas ni clichés empleados para enfrentarse a fenómenos de explotación de los siglos XIX o XX , ni en lo organizativo, ni en la propuesta política, ni en el tipo de movilización, ni en las alianzas necesarias.

Por supuesto la contradicción capital-trabajo sigue siendo el eje principal sobre el que se articulan y pronuncian un sinfín de conflictos y de otras contradicciones, tomando gran importancia a mi entender las soluciones democráticas a la articulación de las comunidades nacionales, sus culturas y los estados, así como la degradación medioambiental del planeta. Hoy en día los pueblos en su lucha por decidir su futuro, los nuevos movimientos sociales y la clase trabajadora deben articular respuestas colectivas a los viejos y nuevos fenómenos de explotación que padecen los individuos, las comunidades y el planeta.

Al mismo tiempo hay que establecer amplias alianzas para frenar y derrotar las políticas neoliberales ejecutadas por esa oligarquía financiera y sus aliados nacionales. En la medida de la fortaleza de las fuerzas transformadoras y entre ellas el papel clave de los comunistas, se establecerá con claridad la perspectiva socialista que pretende acabar con el sistema capitalista, pero ello debe combinarse con la flexibilidad necesaria para sumar a fuerzas y colectivos que sin trabajar en la perspectiva socialista si pueden confluir en la crítica a los fenómenos mas agresivos del neoliberalismo que ataca a principios democráticos que afectan a la inmensa mayoría de la sociedad y no solo a la clase trabajadora.

Por ello en España, en Europa y a nivel internacional fenómenos políticos como el de Izquierda Unida son tan interesantes. Independientemente de los resultados electorales a veces desde fuera se observan mejor nuestras potencialidades de lo que nosotros creemos, se tiene mas confianza en nosotros que nosotros mismos.

La unidad programática de IU se convierte en una fuerza democrática que suma mas allá de las fuerzas anticapitalistas, y disputa realmente de tu a tu el espacio de la izquierda (los trabajadores y trabajadoras que votan o pueden votar por ejemplo) al PSOE. Dentro de IU por supuesto debe jugar un papel angular el Partido Comunista que bajo mi punto de vista debe transformarse para seguir jugando su papel revolucionario, de forma distinta a como lo hizo en los siglos pasados e incluso en los años pasados.

El papel del Partido debe seguir siendo el de intelectual colectivo que organiza, fomenta y da perspectiva socialista a todo el movimiento, desde la sociedad civil y los movimientos alternativos al movimiento político y social (IU en este caso). El papel del partido no es el de un grupo de influencia con más o menos fuerza que gana o pierde en el movimiento político y social algunas votaciones, el papel del Partido no sustituye en ningún caso al funcionamiento democrático del MPS, el Partido aporta los cuadros políticos y las propuestas políticas (en la medida que son los mejores dirigentes y las mejoras propuestas se abren paso democráticamente). No es una cuestión de mayoría, es una cuestión de hegemonía, en un momento donde el Partido lo es básicamente de cuadros y el MPS si puede aspirar a hablar de masas. Esta misma dicotomía puede aplicarse al sindicato de clase referencia de los comunistas, CCOO y a otras experiencias de movimientos sociales.

Es por ello que algunos debates ideológicos en IU son estériles, nos fragmentan en un movimiento donde solo (y no poco) compartimos programa. En todo caso si es necesario, yo diría imprescindible, que los comunistas que actuamos en el Estado nos coordinemos y lavemos algunos de nuestros trapos sucios entre nosotros, en el partido o en la reunión de partidos y grupos que existen entre los comunistas españoles que venimos de la tradición del PCE y del PSUC.

Comparto que hace falta un giro a la izquierda de parte de la política de IU, y un giro copernicano en los métodos de dirección y la relación de la dirección con el conjunto de la organización y sus Federaciones y Organizaciones. Una nueva coyuntura con un PSOE que practica políticas conservadoras y un reforzamiento de la organización y capacidad de movilización de IU nos ayudan a ello

Ha llegado el momento donde compartamos política (y en aquella que no nos ponemos de acuerdo que las bases decidan) y dirección (donde ya no puede haber gobierno y oposición, solo gobierno de todos en función de la representatividad de cada uno). Ha llegado el momento de encarar la refundación de IU y que lo hagamos entre todos y todas. Mi deseo es que los comunistas estemos a la altura y contribuyamos con un papel clave en este proceso.


JOAN JOSEP NUET i PUJALS
Coordinador Ejecutivo de Organización de IU Federal

1 comentari:

Front_Popular ha dit...

Realmente me ha gustado mucho este articulo.

Ademas creo que es una buena señal que sea en MO.

Adelante con el trabajo por el futuro de IU, de síntesis y de cambio.