dilluns, 23 de juny de 2008

INTERVENCIONES EN EL CPF 14-J de PÉREZ, BARRENA y MIRALLES

INTERVENCION EN EL CONSEJO POLÍTICO FEDERAL DEL 14 DE JUNIO
de 2008 DE ÁNGEL PÉREZ, ADOLFO BARRENA Y JORDI MIRALLES


ÁNGEL PÉREZ

Muchas gracias, buenos días compañeros y compañeras,
Yo quiero comenzar esta intervención, saludando el trabajo de la Comisión Unitaria
Federal que elegimos en los órganos de IU, porque creo que ha hecho el trabajo que era
posible hacer, y porque quiero reivindicar también esa comisión para responder al
compañero Javier, y para responder al compañero Enrique que dicen que es posible
llegar al acuerdo.
Que es posible llegar a un acuerdo troncal de mínimos que permita que este Consejo
tenga un documento propio suyo y no de sus partes y por lo tanto yo lo que plantearía
es que este Consejo mandate a la Comisión Unitaria Federal, para que trabaje en la
elaboración de ese documento troncal partiendo de lo que es común a todas las partes
de este Consejo y no partiendo de ninguno de los documentos preexistentes. Por lo tanto
nosotros si respondemos a ese espíritu del compañero Enrique, y a ese espíritu del
compañero Javier Alcázar.
Y quiero decir, que nuestra experiencia seguramente la de todas y todos nosotros que
estamos aquí, en órganos de IU y asambleas, es que cuando debatimos sobre lo que nos
puede poner en común, que además suele tener que ver con la acción política real, no
tenemos grandes discrepancias en las asambleas de base y en los órganos, hoy ha
habido una intervención de Gaspar Llamazares a la que ninguno le hemos puesto ni una
sola coma. Una intervención sobre economía, sobre fiscalidad, sobre Europa el Tratado
de Lisboa, sobre todo eso estamos de acuerdo. La cuestión es como se gestiona todo
eso, porque yo creo que tampoco es justo plantear estas cuestiones y decir que todo está
en que nos pongamos de acuerdo en lo troncal y ya está todo resuelto. No, luego hay
que gestionarlo porque luego hay que hacer política, yo nunca estuve de acuerdo con
aquello de que la política es solo programa, programa, la política es poner el programa
en contraste con la sociedad en relación con los demás que también juegan también
tienen opiniones, y también influyen, los sindicatos, las organizaciones sociales, el PP,
el PSOE, el clero el ejercito y la madre que nos parió a todos.
La política tiene que ver con todo eso y por lo tanto la política no es solo lo que uno
dice, o lo que uno quiere hacer sino también lo que puede hacer. Y yo creo que el
balance nuestro es negativo, tenemos un diputado, la cuarta parte de lo que tuvimos en
la peor crisis de nuestra realidad preexistente como Partido Comunista de España, en
aquella izquierda que generó la dimisión de toda una dirección y el nacimiento entre
otras cosas de IU.
Por lo tanto el balance no es positivo, y no se puede seguir ni gobernando de la misma
forma, ni pueden ni podemos seguir haciéndolo de la misma forma, los compañeros y
compañeras que hemos venido haciéndolo. Por lo tanto hay que cambiar, ahora llamo la
atención sobre el concepto de cambio, cambiar no es hacer lo mismo en sentido
contrario. Porque cambiar para hacer lo mismo en sentido contrario no se deja de ver el
mismo paisaje sencillamente se ve a la otra mano, pero el paisaje es el mismo. Cambiar
realmente significa cambiar la cultura organizativa, la cultura de relación entre nosotros,
la cultura de la dirección, significa cambiar todo lo que hay que cambiar para que
verdaderamente IU recupere lo que fue su impulso fundacional. Y nuestro lastre no es
de tres años, o de cuatro o de cinco o de seis, viene de más atrás, viene de más de diez
años, ese es nuestro lastre.
Y la primera decisión que tenemos que tomar, es si queremos estar juntos, y es legítimo
querer estar juntos y es legítimo no querer, no pasa nada, en política cabe. Pero
evidentemente para estar juntos tenemos que buscar lo troncal, lo mínimo que nos
ponga de acuerdo para poder estar. Yo os propongo un método sencillo en dos puntos,
sencillo que puede entender cualquier ciudadano y que incluso entiendo hasta yo
mismo, y os lo voy a proponer:
1.- que escribamos realmente sobre lo que podemos hacer, que no escribamos de
lo que no podemos hacer, que escribamos de lo que podemos hacer.
2.- que debatamos solo de lo que queremos hacer y de lo que hacemos, no de lo
que decimos, no de lo que nos decimos los unos a los otros, sino que realmente
hacemos para que todo sea evaluable.
Es decir lo que proponemos es rescatar el sentido fundacional de IU. IU es una alianza
política, es un frente político y no quisimos que fuera un partido político. Y por lo tanto
no quisimos definirlo ideológicamente y buscamos definiciones sencillas que nos
englobaran a todos, dijimos que éramos de izquierdas eso es decir mucho, porque se
puede impulsar un modelo federal y ser de derechas, se puede ser republicano de
derechas también y se puede ser incluso anticapitalista y de derechas, ahora, no se
puede ser de derechas y de izquierdas.
Por lo tanto esta fuerza política es de izquierdas, y además de una izquierda no
contemplativa, no, una izquierda transformadora y por ello tiene que ser democrática, y
por ello, tiene que ser soberana y tiene que ser independiente, independiente en todo, no
se trata de cambiar las dependencias positivas por las negativas, se trata de alcanzar la
independencia que es un concepto diferente de la dependencia positiva, y la
dependencia negativa, y tiene que ser una fuerza plural porque ideológicamente lo es y
tiene que ser una fuerza unitaria porque tiene que hacer una propuesta a la sociedad.
Pues bien, nuestra base militante, nuestra base social, nuestra base electoral, no está
inquieta por si somos más eco socialistas o menos, más anticapitalistas o menos. Lo que
nuestra base social quiere saber es si nosotros les vamos a decir algo del problema de las
hipotecas, de los precios, de los salarios del empleo estable o no, de la defensa de las
políticas públicas de la sanidad de la educación, de la seguridad y de la dignidad de los
mayores, de la esperanza de los jóvenes en esta sociedad, de la igualdad de hombres o
mujeres, de una cultura creativa crítica, de una cultura no casposa, sencillamente si
vamos a ser capaces de hacer todo esto, y si vamos a ser capaces de explicar que
defendemos un modelo productivo diferente, que requiere más democracia económica,
más democracia política y más democracia social y que no necesita para nada ni la
destrucción del planeta, ni la guerra, ni la explotación, ni la desigualdad.
Desde ese modelo productivo y por eso nosotros ponemos la centralidad, en el mundo
de la economía y en lo que tiene que ver con los intereses materiales de la gente. Por eso
marcamos esa centralidad y no estamos de acuerdo con otros discursos de carácter
multicentral.
Para definir IU es necesario alcanzar aquello en lo que todos estemos de acuerdo y
hacer que a los que están fuera y no impida a nadie que pueda estar de acuerdo con
nuestra propuesta política estar con nosotros. Por lo tanto banderas e insignias si,
porque son símbolos que hacen falta, pero no son la realidad misma, cuando las
banderas, las insignias y los símbolos se convierten en la realidad misma, fabricamos
una religión, y uno es ateo porque no cree en los dioses del cielo y mucho menos en los
de la tierra como podéis comprender. Y necesitamos una organización seria, nosotros
no somos asamblearios, y una organización seria quiere decir respetarnos entre nosotros
y evaluar sobre lo que hacemos no sobre lo que decimos. Basta ya de que nadie se suba
aquí para decir que es más de izquierdas que todos los demás, hay que preguntarle ¿por
qué? que ha hecho esta semana para ser más de izquierdas que los demás. No basta con
subir aquí para decir que uno es muy de izquierdas, no, ¿que hace uno que demuestre
que es más de izquierdas, más de derechas, más avanzado, más progresistas, más
revolucionario o menos revolucionario?, porque si no yo recordaré las palabras de mi
camarada Ignacio Gallego, que decía, "hay que llegar con los hechos a donde se llegan
con las palabras", y quien no llega con los hechos a donde llega con las palabras es
simplemente un charlatán.
Por lo tanto compañeros y compañeras una organización seria, para poder mirarnos a la
cara y decirnos las cosas claras. No somos asamblearios y yo voy a terminar con una
pregunta sencilla, yo quiero una organización sería que quiere decir dirección,
estructuras intermedias, estructuras de participación y quiere decir militancia de base en
las organizaciones de base de IU. Y cada uno tiene sus competencias sus ámbitos de
decisión y tiene sus ámbitos de debate. Yo no estoy de acuerdo con eso de que sea la
afiliación la que diga lo que hay que hacer, o que sea la base lo que hay que hacer.
Quien tiene que decir lo que hay que hacer es la or- ga –ni- za -ción, que son los
órganos de dirección en su ámbito y con sus competencias, que son las asambleas de
base en su ámbito y con sus competencias porque si las bases son las que dirigen
entonces no son las bases, son la dirección y entonces la dirección que es. Y aquí viene
la pregunta, ¿si todos los que decís que las decisiones las tiene que tomar la afiliación, si
todos los que decís que las decisiones las tiene que tomar las bases ya me gustaría a mi
saber porque hostias queremos estar todos aquí?
Nada más y buenos días.

ADOLFO BARRENA

Buenos días compañeros y compañeras
Yo voy a empezar haciendo algunas afirmaciones a las que simplemente os planteo que
os respondáis vosotros y vosotras mismas, porque primero creo en IU, lo digo con
orgullo y con compromiso y creo en IU plural y diversa y unitaria, y creo en la gente de
IU, en sus militantes, en sus cuadros en quienes nos votan, incluso en aquellos que
aunque no nos votan están muy pendientes de lo que hacemos y cuentan con nosotros y
nosotras cuando seamos capaces de merecer que cuenten más. Y por eso quiero
construir, quiero construir en vez de medirme, no es el momento de medirnos
compañeros y compañeras, y no es el momento de aceptar ninguna maniobra. Se ha
decidido el votar que no se votaba como una maniobra para no votar un documento de
parte. Yo considero una maniobra el no permitir que haya un documento unitario de la
Comisión Unitaria que es el mandato que tenía esa comisión de este Consejo Político
para al final traer a votar documentos de parte. Y como no nos vamos a poner de
acuerdo en que maniobra más gorda o más seria o más dañina, pues sin dramatizar
reconozcamos lo que ha pasado.
Yo insisto en que quiero construir, quienes estamos detrás del documento que estamos
presentando queremos construir. Y mirar para construir lo primero que hay que hacer es
ser claro, y por eso para clarificar tomamos la decisión de presentar nuestro documento.
Primero para avisar de que el tiempo de los bloques de las sumas numéricas, se había
acabado. Segundo para explicar nuestra posición, porque resulta que sin haber hablado
todavía ya estaban definiendo quienes éramos. Si apéndices de un sitio, marcas blancas
de otro, bisagras preocupados por algún sillón. Pues no compañeros y compañeras,
dijimos claramente lo que éramos. Queremos buscar la síntesis y el encuentro para ese
futuro, que a pesar de lo que pase hoy sigue para IU. Creo que aun estamos a tiempo,
aun estamos a tiempo de ser respetuosos con esta organización. Yo recuerdo que fue
este Consejo Político el que decidió crear una comisión unitaria, para que esa comisión
unitaria prepara la asamblea, y para preparar la asamblea esa comisión unitaria en la que
estábamos todos y todas al final. Yo recuerdo aquí un debate importantísimo que hubo
para que todo el mundo pudiera participar, si queréis os paso la lista de cuantos y
cuantas hemos estado participando en cada una de las reuniones. Pero claro el mandato
que teníamos era ese, era buscar la forma de resolver el problema que tenemos y no lo
hemos resuelto, de acuerdo ¿vamos a ser incapaces de resolverlo? ¿Porque no
interpretamos la votación primera de hoy como el aviso de que tenemos que trabajar
para encontrar la síntesis? Porque ¿por qué no interesa? ¿Por qué nos da miedo? ¿Por
qué de verdad no nos creemos que vamos a ser capaces de hacerlo? Confianza en esta
organización es lo que creemos que hace falta.
Tenemos que asumir la responsabilidad, compañeros y compañeras. Primero tiene que
asumir la responsabilidad la dirección, evidentemente, en la asamblea presentará el
balance, y los delegados y delegadas de la asamblea diremos lo que ha pasado con esa
gestión, con los cuatro años, ese es el momento y desde luego vamos a exigir que se
explique claramente el balance y que se presente y a partir de hay la asamblea pedirá las
responsabilidades que tenga que pedir. Sabéis que yo he pedido responsabilidades
porque no estoy de acuerdo con muchas de las cosas de las que se han hecho. Pero lo he
dicho aquí, en esta tribuna y también en mi asamblea, en mi federación y en mis
órganos de dirección, porque siempre que he venido aquí he venido después de hacer lo
que dice IU que hay que hacer, y es que no viene nadie a título individual ni a título
personal, si no que viene en representación de una de las partes de IU.
Responsabilidad lo hemos demostrado cuando nuestro documento no es un documento
de tesis política, no nació para eso. Respetábamos que era en la Comisión Unitaria
donde había que sacar un documento de tesis política. Y a partir de hay estábamos
trabajando con los documentos que se presentaban. Y tengo que reconocer que
estuvimos muy a punto de encontrar un documento, fijaros, de síntesis que no quiere
decir de consenso. Y que no quiere decir que fuera el documento que obligatoriamente
los demás debíamos defender porque era el de todos y no era el de nadie.
Y al final porque se llega a la situación que hoy se llega, se llega porque había interés en
medir fuerzas, fijaros que había una intervención que ha dicho. Hay que clarificar, decía
Felipe, cada uno de los documentos que tanto por ciento de apoyo tiene en este Consejo
Político. Este Consejo Político compañeros acaba hoy, no es real lo que hay en este
Consejo Político. Os voy a recordar como nace este Consejo Político, que mayorías, que
minorías, que reajustes, que acuerdos de gobernabilidad se dan, Porqué queremos medir
el apoyo en este Consejo Político que tiene fecha de caducidad. ¿Dónde hay que medir?
Hay que medir en las Asambleas, y habrá que facilitar que las Asambleas puedan medir.
Si es que es ese el planteamiento, ahora si hay otro planteamiento como es el que
defendemos lo que hay que hacer es buscar la capacidad de acuerdo. ¿Cómo no vamos
a ser capaces? Si somos todos y todas de izquierdas, hoy alguien lo duda.
Porque poner adjetivos, tenemos que poner entonces que lista, ¿hasta donde llegamos?,
porque no encontramos el espacio de trabajo que cuando nos ponemos somos capaces
de encontrarlo. Y a partir de hay recuperar lo que es IU, que os recuerdo que no es un
partido político, decidimos que era un Movimiento Político y Social, y como buen
Movimiento Político y Social que es y que se precia, y que es un valor clarísimo de la
izquierda, debe ser plural, debe ser unitario pero no puede ser uniforme. Y si aceptamos
eso seremos capaces de encontrar las formulas de convivencia que evidentemente
necesitamos.
Por eso defendemos una IU amable, que no quiere decir que sea blandita por ahí, no, no
quiere decir eso, amable quiere decir que de gusto estar aquí, que de gusto venir a
trabajar, venir a aportar, venir a debatir, venir a contrastar y venir a confrontar, claro, si
no somos iguales todos y todas. Pero del debate de ideas, pueden salir las formas de
hacer propuestas y la forma de acercarnos a la movilización social que evidentemente
tenemos que volver a implicarnos, y de volver a buscar complicidades con la
ciudadanía, y volver a coincidir con el movimiento vecinal, feminista, sindical, de
encontrar espacios de acuerdo y trabajo con los compañeros y compañeras comunistas,
ecologistas, pacifistas, con todos y todas, pero si somos capaces de hacerlo cuando nos
lo proponemos.
Termino haciendo un llamamiento. Es verdad compañeros y compañeras que si
llevamos a las asambleas, las plataformas que pueden salir de aquí va a ser muy
complicado hacer un proceso asambleario en el que las militancias, las bases puedan
participar, pero tampoco hay que dramatizar si al final hay que hacerlo así, tampoco si
al final hay que hacerlo así, así se hará, pero entonces apelo a la responsabilidad, me
sumo a la propuesta que hacía Ángel Pérez, mandatemos a la Comisión de que haga un
esfuerzo para ese documento que estuvo a punto de salir, que le faltaba muy poquito,
para que al final pueda ser el documento que desde la Comisión Unitaria va a poder
facilitar el debate en las Asambleas
Y acabo, simplemente con un reconocimiento a lo que ha sido la Comisión Unitaria,
mirad aquí no se ha puesto en valor que en la Comisión Unitaria ha sido donde más
hemos debatido de política en los últimos tiempos en IU. No se ha puesto en valor que
hemos sido capaces de hacer un buen trabajo, que han hecho especialmente los
compañeros Cayo y Antonio Cortés, con el tema de la situación económica que era
importante. Ha habido un acuerdo sobre estatutos que al final en el último momento
fuera después del acuerdo sale otro documento. Y hemos estado a punto de encontrar un
acuerdo sobre el documento a presentar alas bases de Tesis Políticas y hay acuerdo
sobre Normas y sobre Reglamento. No puede decir nadie que la comisión Unitaria ha
fracasado, lo que si que creo es que debe de servir esto para decir, el poquito que nos
falta hay que empujar para que la Comisión Unitaria cumpla el mandato de esta
organización y facilite el desarrollo de la Asamblea ese el llamamiento y el
emplazamiento.
Gracias.

JORDI MIRALLES

Buenas tardes
Ha habido en algún medio de comunicación y también entre personas de la casa que han
puesto un nombre a este Manifiesto la "nacional II". Voy a utilizar el símil de la
"nacional II" para dar un argumento político no los contenidos del manifiesto, para dar
respuesta al por que y al como de este manifiesto. La "nacional II" tiene un origen un
recorrido y también un final. Esta "nacional II" tiene una guía Michelín con dos
capítulos: Síntesis y cambio. Cuando esos capítulos de síntesis y cambio tomen forman,
el desarrollo, la evolución el final de la "nacional II" hay está. Porque nuestro
compromiso es síntesis y cambio en IU.
Pero también es cierto que ese recorrido para llegar a la síntesis y al cambio, puede ser
antes puede ser un poco más allá o puede ser hasta la Asamblea de IU, si es así hasta
ahí vamos a llegar. Y una "nacional II" que tiene origen en Madrid, pasa por Castilla-
La Mancha, pasa por Aragón y llega a Cataluña está dentro de una red de carreteras del
Estado. Y por tanto puede ser radial no solo una "nacional II" hay más nacionales en
el conjunto del Estado español. Y pretendemos que esa síntesis y ese cambio tome
forma porque para nosotros creemos que lo que hoy, no mayorías y minorías, si no lo
que hoy es mayoritario en IU conecta con esa voluntad de la política, de la síntesis del
cambio de una organización más útil para defender y acompañar a nuestra gente.
Por tanto una propuesta de síntesis con otros. Es un punto de encuentro, es una
expresión como decían Ángel y Adolfo, con voluntad de síntesis, no con voluntad de
sumar síntesis dentro de un Movimiento Político y social dentro de un frente político
que es la base para nosotros de recuperar política, social, orgánicamente e
institucionalmente IU.
Este manifiesto no es un manifiesto identitario. No es un manifiesto de la ideología,
porque nuestra apuesta es por la política por una IU Movimiento, no una IU Partido,
aunque se le diga de otra manera, nosotros porque creemos en un Movimiento y en la
política no estamos para sacrificar a nadie en este proceso. Estamos para sumar desde la
diversidad y conseguir esa síntesis.
Estamos porque en el debate hasta hoy y hasta la Asamblea, sea un debate para que
gane IU. No como decía alguien, después de la última votación, habéis hecho que gane
Gaspar, habéis hecho que pierda "no se quien". No, no, no estamos ni para que ganen
unos ni para que derroten a otros, estamos para hacer la síntesis para intentar conseguir
que gane IU.
A lo que representamos dentro de la diversidad de este Manifiesto, de las personas, que
lo han firmado cinco públicamente y otras que lo acompañan o lo hemos acompañado, y
hemos intentado contribuir a esa síntesis, esta mañana a algunos nos lo podíais poner
muy fácil, si en nuestra cabeza estaba la suma, sumamos con unos contra otros. Si los
números salían. Si nos conocemos todos y todas. No queremos sumar los unos contra
los otros queremos llegar a la síntesis. Y para llegar a la síntesis no habiendo
conseguido un documento unitario en la diversidad, por las razones que se han
explicado, son imprescindibles dos propuestas:
1.- el mandato a la Comisión Unitaria lo hacemos nosotros. No lo hemos
escuchado, si que hemos visto con las cabezas que se decía que si, ni ha los que
han intervenido primero, ni a los que han intervenido segundo. Un mandato al
Consejo Político para que esa Comisión Unitaria siga trabajando para llegar a
ese acuerdo y si no que fluyan los documentos, porque había algún compañero
que decía "no estoy de acuerdo protesto que no se hayan votado los
documentos", yo no me he podido leer los documentos, ¿qué voy a votar?
¿Dónde está la democracia del desconocimiento? ¿Qué es la democracia del
encuadramiento? Encuadrarse con quien ¿con Enrique, con Felipe, con Javier,
con Gaspar? Nosotros nos encuadramos con IU y por tanto vamos a buscar la
síntesis. La suma era lo fácil, me sumo a unos y gano a otros. No por la votación
si votamos que votamos, sino respecto al documento. Y ha habido como podéis
entender invitaciones, sugerencias a que eso pasara. Pues no, porque es una
posición propia, es una posición propia la de la "nacional II". Porque quiere
síntesis y quiere cambios.
Síntesis y cambios en la política, síntesis y cambios en la concepción de la
organización, síntesis y cambios en la gestión del proyecto y síntesis y cambios en las
políticas de alianzas sociales y programáticas y gubernamentales si llegara el caso con
otros.
En la política si, lo decimos todos, pero a mi que comparto la centralidad del mundo del
trabajo para una organización como IU, ¿sabéis que nos falta para hacer qué, cómo y
con quién? Que son las grandes preguntas que no se responde IU. Si un documento no
se queja, pongámosles el mundo del trabajo o pongámosles que estamos contentos y
satisfechos porque en Irlanda ya han dicho que no a este Tratado de Lisboa. Yo no sé
vosotros, pero nosotros en Cataluña mañana a las cinco de la tarde, haremos una rueda
de prensa ante la representación en Cataluña del Parlamento Europeo.
¿Movilización? Practíquese, practíquese, mensaje para hacer ¿qué y cómo? Y eso es lo
que entendemos que es imprescindible, bajar al terreno de lo concreto respecto a los
derechos de los trabajadores, las trabajadoras, las políticas salariales, el tema de la
precariedad, la calidad de vida, el tema de las hipotecas los servicios públicos las
políticas de igualdad, que queremos vivir juntos con nuestros nuevos vecinos que han
venido de la inmigración, la política de paz, el modelo de las políticas europeas.
Políticas para hacer el ¿qué y cómo? Si no es bla, bla, bla .
Hace muchos años que en las estanterías de esta casa y seguramente en las
organizaciones correspondientes tenemos todos los volúmenes de cada una de las
Asambleas de IU. Grandes líneas, grandes estrategias, trufadas a veces de ideología,
donde en esta casa hay gente de muchas leches. Concretando el ¿cómo con quién? y
evaluar el resultado, poco, eso sí muy a menudo de lo institucional porque no somos
institucionalistas pero nos pierde la visión de la institución. ¿Cómo recuperamos?
¿Cómo lo hacemos? Desde la política. Y creemos que es imprescindible cambiar en la
concepción de la organización de IU. Una IU que es activismo social y presencia
institucional, una IU que organiza sociedad y se presenta a las elecciones. Que moviliza
a la gente y que participa en instituciones, que politiza la actividad social y hace más
social la política institucional, que crea red social y trabaja unitariamente con otras
organizaciones sociales y de la izquierda, que lleva a la política a los centro de trabajo y
que participa cuando hay programas en gobiernos, que se moja en cambiar las cosas,
que promueve campañas sociales y que participa en campañas electorales, que está
organizada en barrios, ciudades, sectores en centros de trabajo sectorialmente, que
promueve plataformas, y pacta programas sociales e institucionales con otras fuerzas de
izquierda, es decir, una IU de lo social y de lo político que no es un partido y que
pretende ser un movimiento.
Y en la gestión, en la gestión de la diversidad, no de las mayorías y de las minorías, de
lo que es mayoritario en IU con cambios, con renovación, con incorporación de nuevas
gentes, con el peso de la federalidad, que existe, que existen las pluralidades y existen
las federaciones en un proyecto que no es unitario, que es diverso, que es plural que
encuentra en esa síntesis el avanzar juntos.
Síntesis, cambios hacer política, definir como lo hacemos que hacemos, y andar juntos.
Eso es lo que le da sentido a esta "nacional II", a ese proyecto que hoy algunos habéis
dicho o han expresado a los medios de comunicación con ese calificativo, pero insisto
es un proyecto de origen, desarrollo pero que tiene final, para compartir con otros la
recuperación política, organizativa, social y electoral de IU. Pero llegaremos hasta el
último momento con todas nuestras fuerzas posibles, porque hay más carreteras en el
Estado español para poder hacer realidad lo que es mayoritario en IU que para nosotros
es síntesis, cambio y política

1 comentari:

felix ha dit...

Muchísimas gracias por su transparencia.

Es digno de agradecer, además contrasta totalmente con comunicados como el de IU Abierta.

Saludos.