diumenge, 22 de juliol de 2007

PREMSA VALENCIANA 22/7/07

EL PAIS VALENCIA 22-07-07

EUPV da un ultimátum de 72 horas a las diputadas para rectificar o dimitir

La dirección federal de IU desautoriza el relevo de Marcos pero rechaza la resolución

C. VÁZQUEZ - Valencia - 22/07/2007

El Consell Nacional de EUPV dio ayer un ultimátum a sus dos diputadas autonómicas Mònica Oltra y Mireia Mollà para que rectifiquen y apoyen a la coordinadora general de la formación, Glòria Marcos, como portavoz de la coalición Compromís en las Cortes Valencianas. La propuesta de resolución de la dirección, contundente, se endureció todavía más. El órgano del partido, al que sólo acudió el 50% de sus miembros, dio 72 horas a Oltra y Mollà para corregir o dimitir. La dirección federal de IU, que se ofreció a mediar, se mostró en desacuerdo con la decisión del Consell.

La mitad de los miembros del Consell no asistieron a la reunión extraordinaria

El Consell Nacional se reunió ayer con carácter extraordinario para analizar la situación del grupo parlamentario Compromís pel País Valencià, después de que las dos diputadas autonómicas de la corriente Esquerra i País (EiP) pactaran esta semana con el apoyo de otros dos diputados del Bloc el relevo de Glòria Marcos como portavoz del grupo en las Cortes. La mayoría del grupo -cuatro diputados frente a dos- propuso para este puesto a Mònica Oltra.

La propuesta de resolución de la dirección de EUPV contra las dos parlamentarias tuvo si cabe una redacción final más dura tras consensuarla con otra presentada por un sector del PCPV, donde se pedía mano dura y celeridad contra las diputadas rebeldes. El texto aprobado introdujo una modificación, donde se da un plazo de 72 horas a las dos diputadas autonómicas para que rectifiquen o, en caso contrario, dimitan. El miembro de la dirección federal de IU Joan Josep Nuet, manifestó expresamente su desacuerdo con el texto. Tanto Nuet como Manuel Cámara, dirigentes de organización de IU que ayer asistieron a la reunión de EUPV, desautorizaron en nombre del coordinador general, Gaspar Llamazares, el procedimiento e intento de sustitución de Glòria Marcos como portavoz, pero apostaron por el diálogo y por una solución "en positivo" del conflicto. Cámara pidió que se retire el escrito donde se pide el relevo de Marcos y dejó claro que la dirección federal no está por "las medidas irreversibles ni excluyentes". Nuet explicó con anterioridad que el problema debe resolverse dentro de EUPV mediante el consenso. "La solución no puede darse en 24 horas. Este es un problema que se ha ido gestando a lo largo de meses y debe arreglarse también en meses", dijo.

La propuesta de resolución fue aprobada por 48 votos a favor, 6 en contra y 3 abstenciones, en un Consell Nacional al que faltaron la mitad de sus miembros -118 en total-. El texto señala que ambas diputadas han tenido una actuación "profundamente deshonesta que supone una forma clara de transfuguismo", ya que aprovecharon el sistema electoral de EU, que garantiza representación a las minorías, para ocupar puestos de salida y, tras lograr el escaño, "desvincularse de EU y unirse" al Bloc "para oponerse a los acuerdos de los órganos de EU".

"El Consell Nacional ha puesto la pelota en el tejado de EiP y que sus diputadas decidan si quieren estar en EU o ser tránsfugas de EU", dijo el secretario de Organización, Ricardo Sixto, quien recordó que el próximo lunes se celebrará una reunión del grupo parlamentario.

La resolución aprobada también expresa el "total y absoluto apoyo" a la coordinadora de EU, Glòria Marcos, "única representante legítima de EU como portavoz del grupo Compromís".

Tras conocer la decisión, una de las dos diputadas de EiP, Mònica Oltra, calificó de "lamentable" lo que consideró una "coacción" y una "amenaza" y no "una oferta de diálogo sobre lo que está pasando". "Seguimos diciendo que hay que hablar y ellos siguen amenazando y queriendo imponer su visión en reuniones ilegítimas". Oltra dijo que la dirección no le ha notificado todavía la apertura de ningún expediente sancionador.

"Hemos tomado una decisión", dijo, "amparada por los estatutos de EU, y quien se ha saltado esos estatutos ha sido Glòria Marcos. No sé qué piden a los demás cuando ellos no cumplen sus responsabilidades", dijo.

Pasqual Mollà, líder de EiP, consideró un "despropósito" el plazo de 72 horas y afirmó que el hecho de fijar ese plazo "pone el colofón a su actitud de falta de diálogo" para intentar resolver el conflicto. Mollà destacó que resolver una cuestión "de tanta gravedad como ésta" por 48 votos a favor indica "un fracaso de la estrategia rupturista que lleva adelante Marcos".

Los contenidos y las formas

Los asistentes al Consell Nacional recibieron a la coordinadora general de EUPV con un largo aplauso. Glòria Marcos hizo un relato sucinto de cómo se habían sucedido los acontecimientos previos a la crisis. Marcos calificó de "duro" que dos diputadas de EU se opusieran a que las siglas de esta formación se incluyeran en la denominación del grupo. O que ya en la primera reunión de grupo se votara "en contra de que yo fuera síndica". También dijo que nadie planteó una alternativa al nombramiento de Amadeo Sanchis como representante de EUPV al consejo de administración de RTVV. "No es un problema de contenido sino de formas. Este es un ataque a las instituciones. No es un debate", concluyó Marcos. La coordinadora general dijo que la actuación de estas dos diputadas contravenía los acuerdos de constitución de la coalición Compromís.

Durante el Consell tomaron la palabra más de 30 responsables, la mayoría de acuerdo con la postura de la dirección. Los más críticos con la resolución impulsada por la dirección hablaron por boca de Vicente Monteagudo, representante de EiP, y Josep Bort, de Projecte Obert, grupo nucleado en torno al ex coordinador general Joan Ribó.

Monteagudo reivindicó más espacio de la corriente en el seno de la formación política y pidió la mediación del federal en este conflicto. Además, aclaró que el nombramiento de Sanchis fue una imposición.

Bort pidió más pluralidad y diversidad: "Si no lo hay, EUPV no será", dijo. Y también un cambio de actitud en la dirección. Bort apostó por potenciar la cooperación y que se solventen las diferencias. "Debemos creer en Compromís como una apuesta estratégica para ganar espacios en la sociedad". Todos ellos lamentaron el mensaje negativo que trasladaban al electorado.

*******************************************************

LAS PROVINCIAS 22-07-07


EU se enfrenta a Madrid y acelera el proceso de expulsión de sus dos diputadas críticas
El Consell Nacional reprueba a Oltra y Mollà con el voto a favor del 40,7% de sus miembros
El Consell Nacional reprueba a Oltra y Mollà con el voto a favor del 40,7% de sus miembros
RAFAEL MUÑOZ/ VALENCIA

El Consell Nacional que Esquerra Unida celebró ayer de manera extraordinaria se saldó con la aprobación de una resolución que otorga a las dos diputadas de la corriente nacionalista de Esquerra i País (EiP), Mónica Oltra y Mireia Mollà, “un plazo máximo de 72 horas para rectificar o poner su cargo a disposición de los órganos de dirección de EU”.

Mañana se reunirá el grupo de Compromís, y es ahí donde desde EU esperan que Oltra y Mollà rectifiquen o presenten su dimisión.

La resolución indica también que, en caso de que las dos diputadas díscolas reafirmen su posicionamiento, se le pedirá a la comisión política del grupo parlamentario de Compromís que les exija sus escaños y “su expulsión inmediata del grupo” de Les Corts. También se dictamina que si Oltra y Mollà se mantienen en su rebeldía, “se instará a la aplicación del pacto antitransfuguismo”.

El Consell Nacional de EU se reunió ayer para analizar la crisis del grupo parlamentario de Compromís, después de que las dos diputadas de EiP se unieran a principios de semana a los diputados del Bloc para sustituir la portavoz del grupo, Glòria Marcos, por Mónica Oltra, y proponer un candidato alternativo al consejo de administración de RTVV.

La resolución que ayer se aprobó contó con 48 votos a favor, 6 en contra y 3 abstenciones, sobre las 118 personas que conforman el Consell Nacional. Quiere decir que ni siquiera la mitad de los miembros del Consell votaron ese texto. La cifra de votos a favor, trasladada a porcentajes, significa que sólo el 40,7% de los miembros del órgano de dirección de EU aprobaron dicho documento.

Desde EiP, Mónica Oltra declaró a este diario que la votación de ayer está “deslegitimada, pues no votaron ni la mitad de los miembros del Consell Nacional”. La diputada crítica calificó la resolución aprobada por el Consell Nacional como “lamentable, coacción y amenaza”.

Oltra apuntó que desde EiP “seguimos diciendo que hay que hablar, y ellos siguen imponiendo su visión”.

Fuentes de EiP informaron que la diputada de Compromís afín a Marcos, Marina Albiol, y el responsable de comunicación del PCPV, Diego Fernández, se abstuvieron en la votación de la resolución, algo que este diario no pudo confirmar antes del cierre de la edición.

Diferencias
Josep Nuet, coordinador ejecutivo de Organización de IU, se convirtió ayer en uno de los protagonistas de la reunión del órgano directivo de EU, pues entre sus declaraciones en representación de Madrid y las intenciones de la dirección valenciana se pudieron observar importantes diferencias.

Antes del comienzo del Consell, Nuet declaró que “ninguna pluralidad de EU se quedará colgada o en una posición incómoda”.

El dirigente de IU señaló que la crisis interna de EU “es un proceso que no vamos a solucionar en 24 horas, y no cabe esperar una medida mágica que lo solucione todo”. Estas declaraciones contrastan con la decisión de EU de otorgar un límite de 72 horas a Oltra y Mollà para su rectificación o su dimisión, bajo la amenaza de expulsión de la coalición.

Asimismo, el responsable de IU aseguró que la dirección federal “nunca usará el término transfuguismo” para referirse a la crisis de EU, lo cual difiere de la resolución aprobada, y de las declaraciones de los dirigentes valencianos, que no dudan en calificar de tránsfugas a las dos diputadas.

Ayer se vivió también un momento de tensión cuando, antes de votarse la resolución, Nuet pidió a la dirección que no se precipitara en la expulsión de las dos diputadas “para tener el apoyo de la dirección federal; si no, no”.

Marcos le recordó que ella apoyó a Llamazares, “cuando mucha gente de EU no estaba de acuerdo”, para evitar la ruptura de IU, y le pidió a Nuet que no ejerciera presión “sobre las decisiones soberanas de EU”, considerando que su intervención había estado “de más”.

Desde EiP se señaló que esta situación refleja “el debate que determinados sectores del Partido Comunista están llevando a cabo en contra de Gaspar LLamazares”.